viernes, 16 de agosto de 2013

Capítulo diez: "What if".




-¿¡QUÉ ES ESTO?! -Todos nos detuvimos como si hubieran congelado la imagen desde el exterior, y volteamos la cara para ver a mi madre muy enojada, rodeada por una muchedumbre de padres en el mismo estado. ¡Oh, oh!
-Amm… Lo que pasó fue que… -Comenzó a divagar Liam. Él no es tan bueno inventando escusas. Ese es más mi labor, que el suyo. Ahora… ¿Cómo inventar una escusa sobre un patio lleno de pintura, y nosotros con pintura por todos lados? Más culpables no podíamos vernos.
-No traten de inventar escusas. Creo que es bastante obvio lo que pasó. -Habló esta vez mi padre con el semblante duro. Odio cuando se pone así, porque ni yo puedo convencerlo. Cuando mi padre se enoja, se enoja. 
-Si me permiten intervenir, -Dijo la madre de los Malik. -propongo que limpien el patio. Es un castigo justo. -¿Limpiar todo el patio? Están en pedo. ¡Já! Esto nos va a tomar como una hora entre los diez… Para mí ya era una hora mal gastada. Además, se supone que ellos estaban trabajando. O por lo menos hablo por mis padres. ¿Qué hacen a las once y media de la mañana en casa? 
-Me parece perfecto, Trisha. -Dijo Anne. ¿Por qué están enojados con nosotros? Si solo jugábamos… Con pintura. -Y cuando terminen se bañan y bajan a comer. -Ah, venían a comer. ¿Qué onda? ¿Asado familiar? Hace tanto que no teníamos uno de estos…

Antes de recibir más castigos, nos pusimos a limpiar. Andá a saber si después salían con que no nos dejaban ir a la fiesta… Aunque claro eso no nos pararía. Las veces que Liam y yo nos hemos escapado de casa, o Harry y Ali también… Incontables. 

Luego de dos horas, al fin terminamos de limpiar. Si, se me fue un poco más el tiempo de lo esperado. Mi padre y Jeremy, el novio de la madre de Annie y Louis, estaban prendiendo el fuego para poner la carne. Ya eran la una y media, y aún faltaba que nos bañáramos todos. Tendríamos que repartirnos entre tres baños. El del cuarto de Liam, el de mi cuarto, y el del pasillo. Hicimos sorteo, y salió que Anna se bañaba primero en mi baño, y Micki en el del pasillo. Nosotras planeábamos ocupar el baño del pasillo, ya que las mujeres normalmente tardan más tiempo en el baño. Luego de la primera que saliera, iba Angie, y luego yo, y por último Alison. Primero salió Anna, por lo que Angie se metió a bañar a mi baño. ¡Que salga Micki salga de una vez que no me banco estar parada todo el tiempo! ¡Agh! Tuvimos que haber pensado esto mejor. Ahora no me puedo sentar, o mancho todo de pintura…

Por fin a los cinco minutos salió Micki, y con la ropa en la mano salí corriendo al baño del pasillo, antes de que alguno de los varones se me adelantara y me robara mi tan deseado puesto. Al entrar me tranquilicé, y me quité el short de jean todo manchado de pintura, y lo metí en el cesto de la ropa sucia. Me quedé en el bikini, y me metí a la ducha con él. Así de paso le limpiaba la pintura, y así Mary no tenía tanto que lavar…

Con una esponja y mucho jabón líquido, esta vez con olor a flores varias e indefinidas, comencé a fregar mi cuerpo. 

-Fin de tu narración.-

-Narra Louis.-

Estaba esperando a que el conchudo de Harry saliera del baño. Hace como cuarenta minutos que el forro está metido ahí, y no sale más. Para peor me estoy cagando de sed… Ya era, voy a buscar un vaso de agua. 

Bajé las escaleras, y al llegar a la sala estaba Liam parado mirando fijo una planta.

-¿Qué hacés, boludo? -Dije sacándolo de su transe.
-Nada. No me puedo sentar. Así que no hago nada. -Dijo claramente irritado. ¿Quién no? Algunos llevábamos incluso más de una hora sin poder sentarnos… 

No le di importancia y procedí a la cocina. Agarré un vaso de la alacena y lo llené con agua de la canilla. ¿Sabían que el agua de la canilla es igual al agua embotellada? Bueno, si no lo sabían, ahora lo saben. Lavé el vaso y lo dejé en el escurridor. Al pasar de vuelta por la sala, Liam seguía en la misma posición, como si las flores fueran a florecer más rápido por presionarlas con la mirada. Solo que esta vez él llamó mi atención.

-¿No te querés quedar a hacerme compañía? -Preguntó algo cansado e irritado.
-No, Harry debe de estar por salir, y ya es mi turno. O sino, capaz que el baño del pasillo está libre. -Le contesté ya subiendo las escaleras, dejando que él contestara el timbre que acababa de resonar en toda la casa.
-¡Hola! -Escuché justo cuando había terminado de subir las escaleras. Oh, no… Esa voz la conozco. 
-¿Marcie? ¿Qué hacés acá? -Dijo Liam confuso. ¿Marcie? ¡Mierda! La mina esta me está persiguiendo desde el miércoles, luego de las pruebas para el equipo de rugby. ¡No me deja en paz! Tengo que desaparecer. No quiero herir sus sentimientos, así que prefiero evitarla. ¡Que Liam la eche, por favor!
-¿No me vas a invitar a pasar? -Preguntó ella. Yo decidí quedarme a escuchar desde arriba de la escalera, donde no podía verme.
-Eh… No. -Respondió Liam, aún confuso por la presencia de la castaña en su casa.
-No vengo a pelear con tu hermana y con tu noviecia. -¿Noviecita? Ah, bueno. Me parece que Liam tiene algunas explicaciones que darme… -Vengo a hablar con Louis. -¡Mierda! ¡¡¡¡Alejala, Liam!!!! Usá un crucifijo, cebolla, plata, tirale una silla por la cabeza, dale con un churrasco en la cara, da igual. ¡PERO ECHALA!
-¿Y cómo sabés vos que Louis está acá? -Preguntó Liam, aún impidiéndole el paso.
-Porque me lo acabás de confirmar. Solo decile que venga a hablar. -Se rindió finalmente Marcie, mientras Liam asentía y la dejaba pasar. ¡Mierda! Qué amigo, resultó ser…

Subí rápido las escaleras y me metí en la primera puerta que encontré. El baño del pasillo. ¿Quién se está bañando? Sale vapor de la ducha como si hubiera una máquina de humo escondida detrás del mismo. De repente una voz me confirmó mis peores y mejores sospechas.

-Me estoy bañando yo… -Dijo _______ obvia, como si no estuviera claro el hecho de que se escuchaba el ruido del lluviero, y el vapor que sale de detrás de las cortinas…
-Em, si. Perdón. Es solo que… -En ese momento se escucha como Liam gritaba mi nombre, probablemente desde las escaleras. -Mierda. ¿Te animás a quedarte callada por un momento?
-¿Y por qué debería hacerte un favor a vos? -Preguntó ella con desagrado, aún desde adentro de la ducha.
-Por favor. -Insistí justo para el momento en el que Liam llegaba a la puerta del baño donde estaba.
-Lou, ¿Estás ahí? -Preguntó mi castaño amigo, tocando la puerta.
-Eh, si. Si. Me estoy bañando. 
-¿Qué onda? -Preguntó _______.
-¿Hay alguien ahí adentro? -Preguntó Liam, sospechando. ¡Tarada! Le pedí un favor. Uno solo. 
-Si, obvio. -Respondí yo. Evadir todo con ironía. -Tu hermana… -Dije la verdad, pero para él sonó más como una ironía. -Estás re loco, boludo. Ya imaginás voces. -Escuché su risa detrás de la puerta.
-Pará que entro así hablamos mejor.

¡Mierda! ¿Va a entrar? ¿Y ahora qué hago? El pestillo se abrió. Ya está, de seguro descubre mi mentira y me va a obligar a ir a hablar con Marcie para librarse de ella. O… Ya fue. Me metí a la ducha con _______, justo para cuando Liam estaba dentro del baño. Ella me miró sorprendida. Llevaba el bikini puesto aún, y estaba parcialmente limpia. Menos la espalda y algunas partes de la cara, que aún seguían cubiertas de pintura. Justo cuando iba a decir algo, le tapé la boca.

-Pa, boludo, parecés mi hermana, que se baña con agua hirviendo. -Y ciertamente el agua estaba bastante caliente, ya que en la posición que estábamos, nos caía a ambos. Ella aún me miraba con los ojos bien abiertos, realzando sus pestañas, las cuales mojadas se veían hermosas.
-Si. Me gusta caliente. -Dije algo nervioso. Llega a descubrir que estoy metido en la ducha con su hermana, y no sobrevivo…
-Bueno, lo que pasa es que está Marcie, y quiere hablar contigo. -Pude notar una pizca de diversión en los ojos de ________, mientras aún tapaba su boca con mi mano.
-Si, pero me estoy bañando. -Dije obvio. Estaba tan cerca de ella, que hasta podía sentir como su pecho subía y bajaba mientras respiraba bajo el agua caliente que llovía desde el lluviero. 
-Le advertí. Dice que espera… 
-Acabo de entrar. Voy a tardar como cuarenta minutos en sacarme toda esta pintura. Decile que le hablo el lunes. 
-Okey… Como sea. -Cerró la puerta luego de salir por esta, dejándonos nuevamente a _______ y a mí solos, a solo milímetros de distancia. Finalmente saqué mi mano de su boca lentamente, y vi como ella me miraba seria, con los ojos bien abiertos. Sus pestañas… En este momento sus pestañas simplemente me pueden. Están mojadas, y eso hace que se vean más gruesas y espesas, y le da un marco a sus ojos que hace que su cara se vea más tierna y linda de lo que es normalmente. 
-¿Y ahora? -Dijo aún mirándome a los ojos. Espero que deje de hacerlo, o no me voy a resistir a esos ojos. Son tan raros. Esa mezcla entre miel y verde, sumándole que son enormemente hermosos. Llenos de secretos y misterios que me encantaría resolver y averiguar. Llenos de miedos. De esperanzas. De dudas. Pero, les falta algo. Les falta ese brillo especial, ese brillo que me encandilaba con mirarle fugazmente. -No podés salir y que te vena afuera todavía sin bañarte, porque Liam va a pensar que entraste cuando yo estaba en la ducha, y te va a cortar la cabeza… Y no me refiero específicamente a la de arriba… -Yo reí levemente, sin apartar mis ojos de los de ella. -Supongo que tengo que salir yo.
-Supongo que sí. -Dije parpadeando reiteradas veces para que las gotas de agua no se filtraran en mis ojos. Por más que ella halla dicho que se iba, seguía inmóvil en su lugar, mirándome fijamente. Luego de alrededor de treinta segundos sin emitir palabra, al fin rompió el silencio, que yo deseaba durara para siempre.
-Mejor voy saliendo. 

Cuando apartó sus ojos de los míos, sentí como si hubiera toda una ciudad construida dentro de mi cuerpo, que de una se demolía y quedaba hecha escombros en el fondo. O como si un perfecto cielo soleado, instantáneamente se llenara de nubes negras, y comenzara a llover. No podía dejar que se vaya. O mejor dicho, no quería hacerlo; así que la sujeté del brazo impidiendo que pusiera su pie fuera de la ducha. Ella volvió su mirada hacia mí, conectando sus ojos con los míos nuevamente, preguntándome con ellos por qué le impedía el paso. Con una sonrisa hice que volteara hasta quedar de espaldas a mí. Lo raro fue que no protestó, ni me insultó, ni me gritó. Solo se quedó inmóvil, dejando que mis manos la guiaran y moldearan de la forma que desease, si ese fuera mi punto. 

Aparté su largo cabello de su espalda, y agarré la esponja que había a un costado, sobre unas rendijas colocadas una encima de la otra. Tres hileras de pequeñas rendijas con diferentes productos en cada una. Arriba del todo había dos botellas, una de shampú, y otra de acondicionador. En la siguiente rendija, la cual era un poco más pequeña que la anterior, había una barra de jabón color rosado. Y por último, en la rendija que finalizaba las tres, había un jabón líquido, con la foto de varias flores en el frente, de las cuales reconocí rosas, jazmines, y violetas. Obvio que no soy todo un botánico. Habían más, pero no sabía cuales eran. Agarré la pequeña botella regordeta y llena de jabón líquido, y lo vertí en la esponja. Luego comencé a deslizarlo por la espalda de _______, quitando toda la pintura que había olvidado que permanecía ahí. 

Al instante pude notar como todo su cuerpo se tensaba. ¿Qué se supone que tengo que interpretar a base de eso? No se, soy hombre. No le doy vuelta a asuntos sin importancia. Solo me dediqué a cuidadosamente quitar restos de pintura seca de su espalda, dejando que el olor a flores inundara mis fosas nasales. Al finalizar volví a voltearla para quedar enfrentados, y nuevamente ella no se opuso a nada. Me miró con los ojos suplicantes, preguntándome qué haría después. Pero no me concentré en ellos esta vez, sino en las pequeñas manchas de pintura que habían quedado esparcidas esporádicamente por su rostro. Acerqué la mano, que segundo atrás sostenía la esponja, a su cara, y cuidadosamente retiré la pintura que yacía en la misma. Al levantar la mirada, noté como la suya buscaba desesperadamente la mía. Eso significa que ella la necesitaba. Ella necesitaba mi mirada, casi tanto como yo la de ella. 

Un par de segundos más tarde, comencé a sentir un alto grado de incomodidad viniendo de parte de ambos. Normalmente yo no me sentiría incómodo, pero considerando que ella lo estaba, eso lograba que yo también lo esté. Para romper la incomodidad, levanté la esponja entre ambos, y arqueé una ceja, mirándola con una sonrisa divertida. Ella sonrió apenas y tomó la esponja entre sus pequeños y delicados dedos. Yo me volteé, rompiendo con la conexión visual nuevamente, y dejando que ella pasara la esponja por mi espalda descubierta. Mientras tanto yo me limpié la cara con la barra de jabón, tratando de adelantar algo de tiempo. Notaba como con su mano derecha deslizaba la esponja por mi espalda, mientras que su mano izquierda estaba sosteniendo mi hombro izquierdo con determinación y confianza, para mantenerme recto y lograr el equilibrio. 

Al cabo de unos minutos, al fin terminó de sacar los restos de pintura seca de mi espalda, e inmediatamente me volteé para reencontrarme con sus hermosos ojos. Ella sonrió ingenuamente, y con el dedo pulgar retiró algo de pintura que yo no había logrado sacar de mi mejilla, justo como yo había hecho hace un rato. Estaba como hipnotizada. _______ no es de las chicas que puedo alardear harían este tipo de cosas por mí… Tampoco es que me queje. 

Toda la incomodidad que en algún momento pudimos llegar a sentir, se había esfumado. Finalmente retiró su mano de mi cara, y nuevamente ese sentimiento de vacío extremo se apoderó de mí. Ahora resulta que necesitaba más sus caricias, que su mirada. Delicadamente aparté un mechón de cabello rebelde que se había pegado a su cara, pasando por su mejilla, y terminando en su labio, que gracias al agua había permanecido ahí. Al sacarlo recorrí mi mirada por su rostro, pasando por sus enrojecidas mejillas, producto del calor que emanaba el lluviero, o al menos con eso lo relacioné, hasta terminar en sus labios. Sus hermosos y deseables labios. Esos labios que había deseado probar desde ese momento en que la vi del otro lado de la playa, en Grecia. Quería hacerlo más que nada en ese momento. Y era el escenario perfecto. No era bajo la lluvia, pero era una forma más futurista de verlo. Mi mano aún seguía en su mejilla, donde la había dejado luego de sacar el mechón de cabello. Comencé a acercarme lentamente, esperando un rechazo de su parte, pero ella permanecía inmóvil. Tal vez un poco más tensa, pero con su mirada fija en mis ojos, sin moverse. Pude notar como la duda predominaba en ellos. 

Al ver que seguía sin moverse, yo continué haciéndolo, hasta literalmente estar separados por una fina ráfaga de aire. Yo creo que una hoja no entraría entre nosotros. Una hoja de La Biblia, tal vez. Ella cerró los ojos, comprobando que quería que la besara. Sonreí prácticamente sobre sus labios, y la imité. Pero justo cuando estaba por dar el paso final, una voz nos interrumpió. 

-Louis, ¿Viste a mi hermana? -Maldije en todos los idiomas, y utilizando todos los insultos que me conocía en mi interior. Al escuchar la voz de Liam, _______ se separó bruscamente de mí, y también lo hice yo. 
-Si. Ya te dije que está acá, bañándose conmigo. -Repetí irónicamente, esperando a que él se lo tomara como tal, ya que era prácticamente imposible que _______ estuviera bañándose conmigo… Dije "prácticamente".
-Si. Mala mía. Seguí bañándote. -¡La re concha de tu vieja, Liam! 
-Mejor me voy. -Dijo _______, ahora saliendo de la ducha, sin dejarme siquiera protestar. -Date la vuelta. -Exigió severa, pero con un toque de diversión en su voz. Obedecí, mientras vi como ella comenzaba a quitarse la parte de arriba del bikini, estando de espaldas a mí. Me volteé levemente para ver si lograba ver algo. -¡No te des vuelta! -Exigió enfadada, como sabiendo qué era lo que estaba haciendo. 

Para cuando volteé ya tenía puesta una toalla, y estaba tirando su bikini mojado al cesto de la ropa sucia. De seguro planeaba limpiarlo ella misma durante su ducha, pero se ve que sus planes se modificaron un poco. Agarró su ropa y salió disparada del baño. Ahora creo que verdaderamente la ahuyenté. 

-Fin de su narración.-

¿Qué mierda pasaba por mi cabeza? ¿Besar a Louis? ¡Dios mío! ¿Habrá sido el olor a pintura que me dejó media dura? Si, debe de ser eso. ¿Qué hubiera pasado si Liam no intervenía? Louis me besaba. Sencillo. ¿Y yo planeaba devolverle el beso? Por más que me cueste admitirlo, en ese momento me moría por devolverle el beso. ¿Estoy agradecida o molesta por la interrupción de Liam?

Caminé directo a mi cuarto, donde ya todas las chicas estaban terminándose de preparar.

-¿Dónde estabas? -Me preguntó Anna, peinándose el cabello.
-¿Bañándome? -Le devolví la pregunta, usando un tono obvio mientras cerraba la puerta para poder cambiarme.
-Si, pero después de eso, pancha. -Dijo Micki, quien se estaba pintando las uñas deliberadamente con mis esmaltes. -Liam vino a buscarte y no estabas. Tampoco estabas en el baño del pasillo, porque según él, ahí estaba Louis…
-Fui a la lavandería a buscar una remera que pensé ya se había lavado, pero no. -La lavandería es un pequeño cuarto que tenemos junto al sótano, donde hay un lavarropas, y un secador de ropa. También tiene una parte donde Mary cuelga toda la ropa húmeda para que se seque. -Y de paso aproveché para tomar agua. ¿Qué no puedo? ¿Ahora se me prohíbe tomar agua? -Obvio que era todo mentira. 
-Tampoco para que nos trates así. -Dijo Angie. Cuando quería, sacaba su Diosa interior de guerrera, y te discutía hasta la muerte. ¿Cómo las había tratado?… Recapacitado palabras… Wow. Las traté re mal. ¿Por qué fui tan mala con ellas?
-Si. Tienen razón. Perdón. -Dije comenzando a vestirme.
-¿Por qué no te vestiste en el baño? -Preguntó esta vez Ali, quien había salido segundos antes que yo del baño, me supongo, ya que se estaba terminando de calzar. 
-¿Pero qué mierda se les dio por preguntarme todo? -¿Por qué sigo hablándoles así? Al ver la mirada de Anna, me retracté. -Porque el estúpido de Louis me sacó corriendo porque se quería bañar. -Respondí dando un gran suspiro. 
-¿Qué te pasa, loca? -Me preguntó Alison enfrentándome. -Nos estás tratando para el culo. 
-Si, chiquilinas. Tienen razón. No sé que me está pasando. Solo no me den bola. Perdónenme. -Les pedí, una vez que ya tenía la ropa puesta y comenzaba a calzarme. 

Traté de abstenerme de la conversación. De seguro si hablaba las cagaba a puteadas. Y ni se por qué estoy tan ovárica. Si hoy estaba de lo más bien… Nada, me terminé de arreglar, y bajamos directo al patio, donde habían montado una gran mesa, la cual ya estaba cubierta de platos, cubiertos, vasos, y otros utensilios como bebidas, condimentos y otras cosas. El olor a carne asada se olía desde mi cuarto, y mi panza no paraba de pedir un buen pedazo de carne. Sino, iba a morir de hambre. Desde anoche que no como nada. 

-¿Dónde estabas? -Preguntó Liam, quien ya se había bañado.
-¿Qué? ¿Ahora todo el mundo se convirtió en detective? Puedo hacer lo que quiera con mi vida. -Dije de mala gana, pero al instante me arrepentí. Mierda, de seguro acabo de desarrollar una bipolaridad extrema. 
-_______, no le hables así a tu hermano. -Dijo mi madre, saliendo por detrás nuestro con como tres kilos de puré de papas, mínimo, y lo llevó hacia la mesa. Yo bufé y fui a sentarme. 

Me senté junto a Anna. A mi otro lado tenía a mi madre. En frente tenía a Louis, y en diagonal, de un lado, frente a Anna, estaba Niall, y del otro lado, frente a mi mamá, estaba la madre de Louis. 

Todos comenzaron a comer animadamente, mientras mantenían una alegre conversación sobre temas que ni ganas tenía de escuchar. De repente Anna me habla.

-_______, ¿Te sentís bien? -Me dijo acercándome para que nadie más que nosotras participara de la conversación.
-Si. -Respondí seca, mientras daba mi primer mordisco de la carne. -¿Me pasan la sal? -Dije en general, para que alguien de la punta me alcanzara la sal.
-¿Segura? -Insistió. 
-Si. Ya te dije que sí. ¿Qué parte de sí no entendés? -Me volví hacia la gente otra vez. -¿Alguien puede pasarme la sal?
-Estás re sacada con todo el mundo… -Insistió nuevamente Anna.
-¡Qué estoy bien! -Dije irritada mientras me paraba a buscar la sal. -Bo, manga de inútiles, gracias por pasarme la puta sal. -Me senté soltando un suspiro y continué comiendo mi carne bajo la mirada de la mayoría de personas en la mesa. Mi madre me golpeó disimuladamente el hombro para que dejara de actuar como una completa estúpida. Ni yo sabía por qué actuaba así… 

Traté de tranquilizarme y concentrarme en la comida. Tal vez era eso. Tal vez simplemente tenía hambre, y por eso estoy tan histérica. Seguramente… De repente una aceituna en forma de proyectil aterrizó en mi cara. Obviamente provenía de Louis, quien junto a Niall reían disimuladamente. Con mi cuchara, agarré un poco de puré de papas, y usándola como catapulta, lancé el puré hasta que aterrizó en su cara. Sus rizas cesaron abruptamente mientras las de Niall se mantuvieron, e incluso incrementaron. Me devolvió el proyectil de puré, logrando que aterrizara en mi cara. Claro que no me iba a quedar sin hacer nada, así que le devolví el proyectil. Él nuevamente me tiró puré de papas en la cara, y cuando yo iba a devolvérselo por tercera vez, mi madre y la de Louis nos detuvieron.

-¡BASTA! -Gritó la madre de Louis.
-Parecen de cinco años. -Dijo ahora mi madre, más calmada. Nosotros miramos arrepentidos con la cara llena de puré. 
-Una más y no van a la fiesta de esta noche. Y el que promete no traiciona, eh… -Advirtió la madre de Louis, molesta. 
-Ahora a limpiarse. -Ordenó mi madre, poniéndose más seria que antes. Obvio que quería aparentar madre modelo frente a sus amiguitas… Imbécil. Louis, mi madre, y el mundo entero. 

Me paré de mala gana y entre a la casa, sin importarme si Louis me seguía o no. Entré a la cocina, y comencé a lavarme la cara, y los mechones de cabello que tenían restos de papa. Luego de unos segundos noté como Louis en silencio repetía mis actos a mi lado.

-Hagamos un trato. -Dije seria, mirándolo, una vez que ya había limpiado el puré de mi cara.
-¿Qué clase de trato? -Preguntó divertido, mientras enarcaba una ceja. Yo puse los ojos en blanco antes de contestar.
-Frente a nuestros padres, no peleamos. No me banco más a mi madre si se pone así de estúpida. 
-Si. -Respondió sopesándolo poco. -Me parece una buena idea. 
-¿Y cómo se que no me estás engañando para después hacerme enojar, y que te haga algo malo, para que me caguen a puteadas a mí? -Pregunté inquisitiva, tratando infructuosamente de enarcar una ceja, justo como él había hecho segundos atrás.
-Porque no lo hago. -Respondió acercándose a mí, y cruzándose de brazos. 
-En cerio. Prometémelo.
-Es cierto. Mirá… -Se acercó más a mí, hasta quedar bastante cerca. No como hace rato en el baño, pero sí muy cerca. -Es tan cierto, como el hecho de que yo también estoy enojado porque Liam nos interrumpió antes de poder besarnos. -Me levantó instantáneamente la barbilla, y me dio una de esas sonrisas cínicas y manipuladoras que tanto odio, justo antes de dar media vuelta e irse por la puerta de la cocina hacia la sala, para luego salir al patio.


Continuará...

------------------------------------------------------------------------

CHICAS!!!!! MI AMIGA CHARLIE ESTÁ HACIENDO UNA NOVELA. LA ACABA DE EMPEZAR, PERO ESTOY SEGURA DE QUE LES VA A ENCANTAR. ADEMÁS, ESTÁ BUSCANDO CHICA PARA NIALL, ASÍ QUE SI ALGUNA DE USTEDES ESTÁ INTERESADA, COMENTE EN SU NOVELA SU NOMBRE, Y SU DESCRIPCIÓN, Y ELLA VA A ELEGIR A UNA.

-------> http://quebrandocristalesnovela.blogspot.com/ <--------

Bien, ahora a lo mío jaja. Se que es un cap corto, pero mañana o pasado planeo subir la continuación. Es que hoy estoy muy cansada, tuve un escrito de matemática, y el jueves me había quedado hasta tarde estudiando, pero de todas maneras les querías subir algo. Y quería avisarles a mis chicas (Micki, Angie, Ali y Annie) que en el capítulo que viene van a aparecer más. Se que hasta ahora todo es rayita y Louis, y capaz se sienten medio dejadas de lado, así que en el proximo les doy un poco de protagonismo :) En fin, ojalá les guste :) Las adoro a todas, y como descubrí que tengo lectores hombres, debería de decir a todOs. Jajajaja, en fin, amo sus comentarios. Que comenten en la novela lo hace diez veces más especial que cualquier comentario, porque me hace ver que se toman el tiempo de hacerlo. Y también me gustan cuando me preguntan por ask, y eso. Amo hablar con ustedes. Y obviamente, les repito, leo todos sus comentarios. TODOS!!!!! 

Besos a todos!!!!

Juliii :)

NO SE OLVIDEN DE LEER LA NOVELA DE CHARLIE!!! Y COMENTEN! SE VA A PONER RE FELIZ :)

12 comentarios:

  1. JULII!
    me encato tu capitulooo! no import corto o largo, me encanta como escribes.
    BTW, espero el siguiente capitulo con ansias!
    besos.xx
    PD: me quede traumada con los dementores del capitulo anterior hahaha, buenísimo!
    xx

    ResponderEliminar
  2. como es que escribis asi?? jajja me encantan todos tus capitulos!! y ahora me pongo mas feliz que se que vas a subir entre mañana o pasado!! jajaja
    suerte con todo! te lo mereces! beso! ;)

    ResponderEliminar
  3. Ay dwkbskbsk tu novela es jodidamente perfecta, amo la amistad de rayita y Louis, es tan... tan... no se, me encanta jajaja :)
    Continua porque escribes genial, besos <3

    ResponderEliminar
  4. ME ENCANTAAAAAAA! SEGUILA PRONTO PORFA! <3

    ResponderEliminar
  5. Porque Louis tiene que ser tan jodidamente sexy$: es como... Hakshakajg ya chao xd pero enserio me encanta! Espero con ansias el prox capitulo*-*: I love you Naty, eres GENIAL:3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. emmm... se llama Julii linda :)

      Eliminar
  6. Juliii me encanto el cap! :) siguela! :)

    ResponderEliminar
  7. Hola naty, no se vale, liam no tenia que interumpir fue ahdfgfkdfg LA AMOOOO
    me alegra que subis el cap mañana
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy Julieta. JULIETA. No Naty. Va el segundo comentario que me dicen Naty. J U L I E T A!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
  8. HER-MO-SA siguelaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  9. Juli!!!! mi vida quedate tranquila a mi no hace falta que me des explicaciones de nada, es obvio que tienen que tener mas protagonismo, osea la novela es de Louis y rayita, no de Louis, rayita, Micki, Zayn, Harry, Anna, Liam, Ali, Niall y Angie, es como que somos secundarios yo por mi parte estoy re contenta de aparecer pero es obvio que merecen mas protagonismo... en fin bueno si subis capi hoy o mañana eso significa MINIMARATON!!!! okno jaajaj yeeeiii jajajaj... cambiando de tema mi queridisima parabatai, termine de leer ciudad de cenizas y te apuesto un chocolate a que Jace es hijo de Stephen Herondale no?? sino porque Imogen se sacrifico por el ?? eh? eh? ajajaja okno esta bien pero supongo eso
    bueno en fin ame el capitulo es como que asdjsdfhajdkghd fuck you Liam como los vas a interrumpir asi, como que Louis cambio completamente cuando estaba con rayis y se volvio super romantico y asddfasdfd jaajaj pobre Rayita yo tambien estaria asi si me hubiera pasado eso, en realidad estaria peor, cuando me pongo de mal humor golpeo y gruño a la gente jajaja en serio, cuando leas crescendo vas a odiar mas aun a marcie, casi tanto como yo, la odiooooooo, y ahora quiere tocar a Lucho ? NO WAY! jajaaj bueno bessos te amo mi parabatai I♥U

    ResponderEliminar
  10. Juliiiiii holaaa divinaaaa! Esta super el cap! Espero el siguente cap con ansiaaaasss!! Aaaaa ! Amo la situacio de rayita y Louis! Ahsvjsvsjshs de verdad amo tu noveeee! Oye si no es molestia si te pasas por la Mia me encantaria de verdad! Sin compromises de verdad! No quiero molestarr!!pero me encantaria saber tu que opines de mi nove... www.novelaslalatinas1d.blogspot.con por cierto con muchisimo gusto me paso por la nove de CHARLIE! Bueno un beso enormeee! Chauu! :)

    ResponderEliminar